Asomóvil confía en la ley TIC pero Colombia tiene más desafíos

24 de Julio, 2019

“Las telecomunicaciones son el sector habilitador del futuro y la puerta de entrada de Colombia en la era digital”, comenzó Samuel Hoyos, presidente de Asomóvil la entrevista en La República. El ejecutivo consideró que el gobierno de Iván Duque avanza en el sentido correcto y valoró la nueva ley TIC, pero al mismo tiempo habló de objetivos que todavía permanecen como materias pendientes, como impuestos o infraestructura.

“El sector aporta cerca del cinco por ciento del PBI, genera más de 170.000 empleos y factura unos 30 billones de pesos (9.400 millones de dólares) al año. En la última década hemos desembolsado cerca de 48 billones de pesos (15.124 millones de dólares)”, agregó quien desde fines de mayo ejerce el máximo cargo en la entidad en reemplazo de la Nancy Patricia Gutiérrez.

El sector tiene una presión fiscal “muy alta, de las más altas de la región”, se quejó. Calculó que las tarifas bajaron en el orden del 25 por ciento en el último tiempo pero todavía el 30 por ciento de lo que paga el consumidor por un plan son impuestos. A pesar de esta realidad, algunos valores son positivos: hay 60 millones de líneas móviles para 48 millones de colombianos, lo equivalente a una penetración de 130 por ciento.

Como desafío, la penetración 4G es cercana al 30 por ciento, inferior a la región y la mitad sobre algunos mercados de la OCDE. “Tenemos cerca de 13 millones de colombianos que todavía están en 2G y 20 millones que no tienen acceso a banda ancha, principalmente en zonas rurales”, señaló. Añadió que el esfuerzo para cambiar esta realidad no debe ser solo de la industria, sino también del Estado.

La entidad se encuentra, en paralelo, trabajando con las alcaldías para facilitar la instalación y uso de infraestructura porque “si Colombia quiere entrar a la era digital, necesitamos un despliegue organizado y eficiente”. Destacó avances en sitios como Medellín pero consideró que en otros lugares todavía queda mucho trabajo por hacer. “En Tokio hay una torre cada 90 habitantes, en Nueva York una cada 300 y acá una cada 1.500. Necesitamos más”, enumeró.

Hoyos prefirió no responder sobre el análisis que tiene lugar para evaluar la dominancia de Claro en Colombia pero sí habló de la subasta de espectro, que tendrá lugar en la segunda mitad del año: “La industria está lista para pujar pero necesita tener claridad. Se habla de maximizar el bienestar social pero debe estar claro cómo se traducirá eso en las obligaciones de los operadores al adquirir espectro”.

Por último el ejecutivo se pronunció en contra de acuerdos para dar por terminado los cargos adicionales de roaming. “Las empresas hicieron esfuerzos que incluyen planes de datos para viajes y, por otro lado, los consumidores usan nuevas plataformas. Interferir en eso puede ser nocivo y generar que los pobres subsidien a los ricos. Es decir, que un consumidor local subsidie a quienes demandan roaming internacional. No me gusta, no nos parece”, concluyó.

« Regresar al Noticias